Los colegios ayudan al medio ambiente comprando generadores

¿Se han preguntado alguna vez cómo pueden ayudar los colegios al medio ambiente? Una de las respuestas podría ser ofreciendo clases a sus alumnos de educación ambiental, fomentando el amor por la naturaleza, pero si hablamos de acciones concretas pudiéramos decir que una escuela que pueda comprar grupos electrógenos estaría realizando un acto importante en función de su entorno.

 Los centros escolares poseen un presupuesto destinado para compras de equipos y otro tipo de accesorios, entre ellos se incluyen el material escolar, los libros y demás, que después colocan en las manos de sus alumnos por un periodo determinado.

 Sin embargo, cuando la dirección del colegio estima conveniente comprar o adquirir un generador o un grupo electrógeno, está haciendo una inversión cuyos resultados verás desde el primer momento.

 Lo primero es que tendrá su energía garantizada independiente de los fallos que pueda tener el sistema electroenergético, y lo segundo es que no contaminará el medio ambiente, reducirá la emisión de gases a la atmósfera, el consumo de combustibles y los costos por concepto de gasto de energía serán mínimos.

 De esta forma, sus alumnos podrán ver también que el colegio en el que se forman contribuye con la salud del medio ambiente, lo cual sería ideal para fomentar valores en las conciencias de los estudiantes.