¿Cuál es la mejor forma de recorrer un Parque Nacional?

¿Cuál es la mejor forma de recorrer un Parque Nacional? Da click aquí y la pregunta será respondida en un santiamén mágico cuando veas el amplísimo catálogo de patinetes eléctricos “off road” (concebidos con ruedas especiales y motores altamente resistentes y con alta autonomía para interactuar con zonas escabrosas, arenosas, húmedas, entre otras) que tendrás a tu disposición para remontar todos los senderos de estos paraísos terrenales. Pues los parques nacionales son reservorios fitozoogeográficos casi sagrados, con gran protección legal, que resultan oasis a salvo de los disímiles peligros que amenazan y socavan la integridad y la diversidad medioambiental del planeta. Súmese su gran interés científico, pues son enormes y complejos laboratorios y observatorios naturales.

Sus orígenes como estrategia y política ecológica se hallan en el bosque de Sinharaja (cuya traducción es El reino del león), en Sri Lanka, pequeña pero muy rica zona, que en 1978 fue nombrado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, y en 1988 fue proclamado Patrimonio de la Humanidad. Pero el primer parque nacional proclamado como tal fue el de Yellowstone, en 1871, que se comparte entre los estados estadounidenses de Wyoming, Montana e Idaho. Fue seguido en 1890 por Yosemite, en el estado de California.