la biodiversidad de Europa

En las ofertas gastronómicas de un establecimiento como Casa Carmen Restaurante Sevilla tiene una fuerte resonancia toda la biodiversidad de Europa, que alcanza en la gastronomía mediterránea uno de sus cúlmenes definitivos, con la gran variedad de ingredientes, sabores, platos, preparaciones que confluyen gracias al clima bendecido de estas regiones abocadas a uno de los mares más bellos y ricos del mundo.

Y por encima de todos prima el aceite de oliva, gran denominador común de todas estas gastronomías, dado que la mayor producción de esta fuente de vitaminas, a escala mundial, se produce en esta región de ideales condiciones geográficas y climáticas. Además de emplearlo en las más diversas frituras, se utiliza como aliño e ingrediente en la elaboración de las conservas de alimentos.

Los pescados y mariscos son otros elementos fundamentales dada las cercanías costeras. Así como el casi omnipresente arroz, base de platillos tan famosos como la paella y el risotto. Y las verduras, empleadas en otros igualmente famosos preparados como el gazpacho y el vichyssoise. Entre las abundantes frutas que hacen de esta zona un verdadero Jardín de las Hespérides, descollan los cítricos como los limones, naranjas y mandarinas. El cerdo y el cordero prevalecen entre las carnes.