Funcionamiento de un generador eléctrico

Los generadores electricos son dispositivos que transforman energía mecánica en energía eléctrica, pero, ¿cómo lo consiguen? Al conectar la bobina conductora a una corriente eléctrica continua, se genera un campo magnético. Al interaccionar con los polos del imán del imán se provoca un cambio en su flujo que hace que la bobina gire sobre sí misma produciendo una fuerza psicomotriz capaz de transformarse en energía eléctrica.

Es decir, una de las partes del generador eléctrico elabora un flujo magnético (actúa como inductor) para que el otro lo convierta en electricidad.

Ley Faraday

El funcionamiento de un generador eléctrico se basa en la ley Faraday, el fenómeno de inducción electromagnética. Recibió este nombre gracias a su inventor, Michael Fadaray, quién fabricó el primer generador eléctrico al descubrir que cuando un conductor eléctrico se desplaza en un campo magnético se produce una diferencia de potencia.

Para crear el primer generador eléctrico, utilizó un disco de cobre que giraba entre los extremos de un imán en forma de herradura.

La llamada Ley Faraday afirma que “el voltaje inducido en un circuito cerrado es directamente proporcional a la rapidez con que cambia en el tiempo el flujo magnético que atraviesa una superficie cualquiera con el circuito como borde”.

Esto significa que al modificar el entorno magnético en el que se encuentra un conductor, se producirá un cambio en la intensidad y frecuencia del campo magnético. La cantidad de corriente inducida dependerá de la cuantía de flujo magnético, cuanto mayor sea el número, mayor variación de flujo generará y por lo tanto mayor fuerza electromotriz.

Elementos de un generador eléctrico

Para que un generador eléctrico funcione de manera correcta, debe constar de dos elementos básicos:

  • Inducido o estator – Se compone por armadura metálica cubierta que cuenta con un conjunto de espiras, las cuales, al rotar cortan las líneas de inducción del campo magnético del inductor.
  • Inductor o rotor – Se basa en el imán, el punto en el que se encuentran los polos.

La corriente suministrada por un generador se vierte al exterior a través de las escobillas e invierte su sentido periódicamente. Cada media vuelta del inducido, la corriente invierte su sentido. La intensidad varía constantemente, aumenta desde cero hasta cierto valor, luego disminuye hasta hacerse cero para invertir su sentido y variar su valor de la misma forma. De esta forma, el generador eléctrico consigue transformar la energía mecánica en eléctrica para que pueda ser empleada en diferentes ámbitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *