Biodiversidad: la vegetación

España se destaca en la región europea por lo variopinto de su suelo, su clima, y por consecuencia, su vegetación y fauna. Claro que el paso del tiempo, el cambio climático y la contaminación a la que estamos sometidos día a día han hecho sus estragos en la diversidad de la vegetación del país, no obstante aún se puede hablar de la riqueza verde que se puede preservar si se le presta atención.

Como la vegetación no se mantiene inmutable es importante tener en cuenta los condicionantes que influyen en sus cambios.

Por ejemplo, el clima es fundamental, pues de este dependen las lluvias, la humedad, el calor, y todo esto incide en el crecimiento de una planta.

Los suelos también forman parte de este grupo de factores que hacen que una región determinada tenga un tipo de vegetación mientras que en otra el espacio verde sea completamente distinto.

Una de las particularidades de España son sus islas. Por supuesto que estas marcan la diferencia en todo lo que es biodiversidad y la vegetación no queda fuera. Por eso las islas españolas llaman tanto la atención del turismo, porque estas son como una especie de paraíso donde el color verde mezclado con el azul del mar conforma un espectáculo sinigual.

Por supuesto que el paso del ser humano también está entre los determinantes del tipo de vegetación. Ya sabemos cuánto puede hacer la mano humana para bien o para mal de la naturaleza. La tala de árboles y la construcción de grandes industrias pueden transformar por completo una región.

Pero sin dudas la vegetación en España es muy variada. Y es que el clima, como hemos dicho, es muy particular en esta región. Los científicos plantean que este territorio recibe el embate de distintas masas de aire, que lo mismo puede proporcionar calor, que frío, así como humedad o sequía.

Lo fundamental de este tema no es aprenderse de memoria los complejos nombres científicos de las plantas ni convertirse en un especialista. Lo más importante es adquirir conciencia de que nuestras acciones cotidianas influyen en la vida verde del país y que de nosotros depende, en parte, la riqueza que aún hoy no hemos perdido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *