Agricultura ecológica: un aporte al desarrollo sostenible

Se puede hablar mucho de desarrollo sostenible, protección del medio ambiente y demás términos políticamente correctos, pero lo más importante es llevarlos a la práctica. Por suerte desde todos los sectores se pueden hacer aportes sustanciales a esta llevada y traída protección del entorno. La agricultura es uno de estos espacios en los que se pueden encontrar grandes avances pronaturaleza.

Uno de estos experimentos que ya se ha probado como altamente eficaz es el control biológico de plagas, pero este no es el único aporte que se le puede hacer a la naturaleza desde la agricultura.

Afortunadamente los científicos han trabajado en formas de producción amigables con el entorno que han demostrado ser muy eficaces.

En resumen, cuando hablamos de todo esto lo que estamos diciendo es agricultura ecológica. ¿Qué es la agricultura ecológica? Pues se trata del conjunto de técnicas agrarias que excluyen el uso de productos químicos de síntesis como fertilizantes, plaguicidas, antibióticos, etc.

El objetivo de la agricultura ecológica es conservar el medio ambiente. También tiene entre sus intereses incrementar la fertilidad de los suelos y producir alimentos más saludables.

Por supuesto que la agricultura ecológica se practica en España. La regulación de esta práctica data de 1989. Ese año se aprobó en el país el Reglamento de la Denominación Genérica Agricultura Ecológica.

Claro está que con el tiempo este documento ha sufrido variaciones de todo tipo, además de la creación de otros materiales con objetivos similares.

Quienes están a cargo de la supervisión de estas cuestiones en el país son las Comunidades Autónomas, que funcionan a través de Consejos o Comités de Agricultura Ecológica ubicados en los distintos territorios.

Estas estructuras se supeditan a las Consejerías o Departamentos de Agricultura o a las Direcciones Generales adscritas a las mismas. No obstante, en algunos casos como Andalucía y Castilla La Mancha, esta función se s ha cedido a organismos privados.

¿Cómo se identifican los productos resultados de la agricultura ecológica? Pues a partir de una indicación en la etiqueta del producto. Estos, además, deben llevar impreso el código y el logo de la entidad de control.

Por supuesto que estos productos gozan de gran prestigio y alta demanda, lo cual ha sido un incentivo para que los agricultores migren a este modelo productivo más amigable con el entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *